Mejora la velocidad de WordPress

Está claro que si comparamos los tiempos de carga de WordPress con los de otros CMS, en el momento de mejorar la velocidad de WordPress, este se lleva la palma logrando tiempos buenos, en ocasiones incluso con muchos plugins añadidos.

Saber qué temas “son pesados” y que plugins prolongan los tiempos de carga de la página donde muestran resultados, así como la optimización de valores del servidor de alojamiento de WordPress, ayudan a tener una instalación que funcione, que sirva los contenidos deseados y además “que sea veloz”.


Cómo acelerar WordPress

No hay una única fórmula que permita acelerar una instalación de WordPress para conseguir una puntuación 100/100, pero si existen muchas formas de optimizar una web. Los puntos más destacados para conseguir una velocidad de carga buena son los siguientes:

  • Escoge un buen hosting
  • Usa un tema rápido y ligero
  • Utiliza sólo los plugins necesarios
  • Gestiona el caching, u otras soluciones como caché de servidor
  • Optimiza las imágenes
  • Optimiza la base de datos
  • Mejora la carga css

Claro que siempre le puedes incorporar el uso de un CDN como CloudFlare u otros para mejorar todavía más los tiempos de carga administrando los estáticos externamente, pero no siempre es necesario aplicarlo.

Conocer los detalles de tu sitio web te aportará pistas sobre qué elementos de la página están contribuyendo a ralentizarla, de manera que puedas centrarte primero en corregir esos inconvenientes y después a base de análisis de carga con diferentes herramientas valorar los avances que vas logrando a base de depurar problemas detectados.

Emplea el sentido común y corrige los posibles inconvenientes de uno en uno, y tras cada corrección ejecuta un análisis para tener certeza de que ese punto ha quedado solventado con la intervención efectuada.


Escoge un buen hosting

La elección de un buen hosting para tus proyectos con WordPress es el pilar desde el cual vas a poder construir la estabilidad de tus webs y hacer que la carga sea veloz sin descuidar factores esenciales como la seguridad y la accesibilidad.

Es esencial que dediques tiempo a investigar qué servicios requiere tu proyecto web y después examines las propuestas que los diferentes proveedores de alojamiento te ofrecen, valorando su experiencia en la implantación y optimización de sus servidores para a fin de que WordPress se ejecute en las mejores condiciones.

Apuesta siempre por proveedores que dediquen esfuerzos a fortalecer WordPress, que desarrollen herramientas concretas para que tu puedas valorar el comportamiento de tus webs y que te den el soporte necesario cuando los inconvenientes se presentan.


Un tema rápido y ligero

Los temas son la identidad de tu sitio web. Existen numerosos sitios que ofrecen plantillas (temas en WordPress) de calidad y gratuitas, asimismo desde el dashboard de WordPress puedes conseguir muchos temas de forma rápida y gratis e instalarlos en tu página web.

Elige temas que verdaderamente cubran todos los campos o apartados que precisas para tu web, que pasen por procesos de actualizaciones regulares, que sean fluidos de forma que se adapten adecuadamente a cualquier dispositivo en el que tu web se muestre.

Los temas comerciales son una apuesta esencial que no debes dejar a un lado puesto que existen buenos desarrolladores que publican de forma regular temas de calidad que cumplen realmente bien con los requisitos precisos de usabilidad, accesibilidad, SEO y además de esto son elegantes.

Hay temas que requieren el empleo de un framework para funcionar pero a veces sobrecargan innecesariamente tu instalación web.

Emplear temas pensados para proyectos grandes en pequeños sitios webs es un fallo que con el tiempo terminas pagando, puesto que transformas un núcleo ligero en un tren de mercancías.

Es esencial que examines bien las necesidades de tu proyecto y no caigas en la trampa de mostrar cuanta más información, módulos, widgets, etc… mejor, es mejor decantarse por un enfoque minimalista si deseas que tu web sea rápida.


Sólo plugins necesarios

Hay que tomar en cuenta que instalar plugins es como instalar aplicaciones en tu móvil, la mayor parte probablemente las uses una vez o nunca tras instalarlas y muchas de ellas posiblemente terminarán comiéndose el espacio de tu dispositivo.

Los plugins para emplearlos deben tener un cometido, cumplir una función que de otra forma no puedes efectuar, aportar características nuevas a las que el núcleo de WordPress por defecto incorpora.

Hay plugins que son precisos (de caching, backups, optimización), asimismo hay plugins para construir contenidos de forma diferente, para relacionarte con tus lectores, clientes o usuarios…

Los plugins por si solos no necesariamente ralentizan la carga de tu web, eso es una creencia muy extendida que no siempre está correctamente argumentada y que sólo a través de pruebas de benchmarking se puede responder apropiadamente.

Algunos sencillamente entran en conflicto con otros por el hecho de que disputan funcionalidades similares, otros porque están mal programados o tienen código que no está muy depurado y termina generando errores 500 en conjunción con otros plugins o determinados temas, pero no son todos los plugins y tampoco es habitual.


Gestiona el caching

Este es uno de los puntos fuertes de la aceleración de WordPress, los tiempos de carga, que se mejoran al cachear contenidos, principalmente estáticos, de tu página web y hacer que no sea preciso pedírselos al servidor donde se aloja la web continuamente, o que este devuelva resultados cacheados a solicitudes recurrentes de información de tu web.

Plugins como WP Super Cache te ayudarán a cachear contenidos de manera muy sencilla, rápida y con resultados de manera inmediata.


Optimiza las imágenes

Lo más esencial sería ajustar el tamaño de la imagen antes de subirla.  Este paso es el más importante. Luego asegúrate de que la imagen está optimizada, por que podrías hacerla pasar de 500Kb a 200KB con una buena optimización.

El espacio es “limitado”, eso es un hecho, y como tal los servidores modernos, que trabajen con discos SSD, vas a tener capacidades de almacenaje limitadas, con lo que tu cuenta de hosting, te guste o no, va a tener un espacio físico determinado.

Optimizar las imágenes antes de subirlas a WordPress, a tu Biblioteca de medios, o por medio del plugin de sliders, productos de WooCommerce, etc., es tan esencial o más que centrarse en minificar o comprimir CSS, por poner un ejemplo.

De qué te sirve centrarte en detalles como que el JavaScript se ejecute al final de la carga de la página si luego la misma página carga 6 o 12 imágenes de 16 MB cada una relentizando la carga.


Carga JavaScript y CSS

Para mejorar la carga JavaScript y CSS debes eliminar los espacios en blanco de tu web, los comentarios, líneas en blanco y cualquier cosa redundante en tu código sin un propósito concreto. Es inútil para un servidor y contribuye a aumentar el espacio ocupado y los tiempos de consulta de registros.


¿Te resultó útil este artículo?

Artículos relacionados